Despierta a tu yogui

Yoga, es una ciencia de la consciencia. Es una forma de vida, es una filosofía, es un modo de vivir y queremos como tal, ser yoguis.

¿Qué hace el yogui? ¿Cómo piensa, cómo trabaja, cómo acciona, cómo se desarrolla?

Si has llegado hasta este post, es porque probablemente ya eres un yogui…

Despierta yogui y date cuenta de tu poder. Conecta tu intelecto y tus emociones, no fragmentes, no dividas, integra todo y date cuenta que el entorno que te rodea, te está invitando a ser una mejor versión de ti mismo.

El entorno que te rodea te está diciendo, ¡mira lo que tienes que cambiar tú!, ¡mira los potenciales que tienes y no los has desarrollado!, ¡mira la paciencia que podrías tener, pero no la has desarrollado!, ¡mira la compasión que podrías tener, pero aún te enfadas, te victimizas, aún te sientes atacado por otras personas!

En realidad, uno puede relacionarse con ese entorno que nos rodea de una manera más sabia, más yóguica… es impresionante cuando te das cuenta que tu puedes cambiar, y que esa situación te está enseñando para ese cambio, y que el sufrimiento es tu maestro, que ese problema, te quiere enseñar algo.

Haz las paces con tu entorno, ya que ni la sociedad, ni la política, ni la economía, ni el clima, ni la familia, ni la pareja, te van a dar la felicidad que estás buscando.

Puedes viajar a cualquier lugar del mundo, a lugares paradisiacos, espectaculares, pero siempre vas a llevar tu mochila cargada karmática en los hombros y siempre vas a traer los mismos problemas, las mismas frustraciones y obstáculos contigo, vayas a donde vayas.

Al fin y al cabo, eso es lo que vinimos todos a trabajar en esta vida, y ese, es el sendero del yoga.

Es realizar que el sufrimiento es un maestro y que el entorno que te rodea es parte de una enseñanza que el universo te está dando en esta encarnación. Tú eres alma y conciencia. Estás en un cuerpo, en una forma humana, con una determinada constelación social, astrológica, karmática, económica, familiar, biológica, genética, y bajo estos atributos que tienes en esta vida por reacciones kármicas de tus vidas pasadas, estás experimentando estos procesos de vida, esta experiencia humana.

Este es el principio del yoga, y aquí comienza el verdadero viaje.

Yoga es una forma de vida, es una consciencia de la consciencia.

Es una forma holística de integrar nuestros potenciales emocionales, intelectuales y espirituales y volvernos un todo, volvernos una unidad de consciencia. Desde esta unidad, es desde donde queremos tomar las decisiones para poder transformar estos ciclos viciosos, esta mentalidad negativa y estos patrones, historias, procesos, que se van repitiendo en nosotros karmaticamente porque no tenemos las herramientas para desbloquearlas, para transformarlas, transmutarlas y discernir correctamente procesos que queremos cambiar, modificar y trascender.

Y si ahora ya estás aquí, igual te preguntas, ¿y ahora que hago?

Cuando te levantas por la mañana, ¿Qué es lo primero que piensas? ¿Qué es lo primero que haces? ¿Qué es lo primero que dices?

Ese momento de la mañana es muy importante y determina como va a ser tu día, así que, ¡haz de tu mañana un ritual!, pero antes piensa en estas preguntas que te hago.

¿Qué hago yo por la mañana cuando me despierto? ¿Cómo afronto el día? ¿Cómo empiezo mi día?

Mi querido yogui, empieza con ‘sadhana’, haz meditación por la mañana, encuentra una postura cómoda, siéntate en ‘sukhasana’ (postura fácil de meditación) o en una silla con la planta de los pies en el suelo.  Aunque no sepas meditar, relaja tu cuerpo, relaja tu mente y empieza a pensar en algo positivo. Cierra tus ojos, conecta contigo, conecta con tu cuerpo físico, con tus emociones, con tus ideas, con tu Ser.

Piensa en una intención positiva, una idea positiva, en un ‘Sankalpa’, genera una afirmación positiva que te acompañe durante un día, una semana o un mes y no la dejes salir de tu cabeza. Concéntrate y enfócate hacia esa dirección. Ese es el entrenamiento que le queremos dar a nuestra mente. Esa es la herramienta que te va a permitir afrontar mejor las distracciones de la mente.

Es momento de recargarte a ti mismo, y de encontrar en tu ‘Sankalpa’, tu palabra, frase o afirmación poderosa.

Recuerda que el yoga, es la paciencia, es el vínculo, es el amor que le pones a las cosas que haces, es el conocimiento que tienes, es la acción y la devoción.

Namaste.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies